10 minutos

¿En qué tiempo me encuentro? A 10 minutos de distancia para enomorarnos.

Pero cómo recorrer el tiempo, ¿cómo? ¿será acaso que debo dirigirme por medio de la manecillas que giran hacia la derecha? ¿cómo recorrer ese tiempo tan corto que puede estar separado por eternidades? ¿cómo extender la mano hacia el tiempo y hacer que se junte con la tuya en algún momento del cual todavía no tengo certeza? son sólo diez minutos.

10 minutos o 10 años, qué importancia tiene si aquel valle por el cual transito desconoce el tiempo mismo y plasma a su antojo la duración de cada segundo. ¿De qué manera entonces vivimos el tiempo? ¿la duración del primer beso será plasmada por minutos? ¿en qué escala habré de esperar?

Y si los viejos tienen razón y al final de la vida, la vida misma pasa por tus ojos en un segundo y ese segundo no dura un segundo sino toda una vida… será entonces que habré muerto, tal vez sea solo el sueño de un hombre que ya vivió, un sueño que desconoce a su propio tiempo, un sueño que espera encontrarse con otro y mas exactamente con vos en 10 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *