y entonces…

el piano se resquebraja con sus notas
la lluvia interrumpe hasta los pensamientos mas cotidianos
mis dedos torpes golpean las hojas en busca de palabras

y si mis salidas en realidad son entradas…
tal vez ventanas, donde no escapo… me adentro…

y me encuentro con vos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *