llueve en la ciudad como si el cielo llorara por los desdichados que no encontramos caminos… llueve en medio de las calles y de los transeuntes que se miran de casualidad y mientras siga lloviendo estare pensando, tal vez sentado, tal vez hablandome a mi mismo… en una calle cualquiera en un lugar cualquiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *