confesiones de primavera (tercera parte de 5)

siguiendo con las decisiones, puedo ahora entonces saber que algunas me llevaron a ciertos caminos, algunos que sencillamente no quise, pero que fueron convocados por las mismas. hay cosas que después de todo no cambian; el desayuno de mi casa, mi madre que pregunta, los vestidos de mi hermana, la hamaca de mi cuarto.. hay cosas que se mantienen como suspendidas, algunas también son preguntas, ero debajo se encuentra siempre ese sentido de mantenerse… de ser recordado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *