otro adios

y aca me vienen otros adioses, otras despedidas… creo ya pasé el límite de mis despedidas… no entiendo mas de aquello en lo que mi corazon puede soportar… siempre digo…
cest la vie
cest la vie…

solo deseo ahora partir un poco…
despedirme… y volver a estar en un nuevo lugar…
con mis breves memorias
con mis breves recortes de vida
con esas pequeñas historias que cargo…

vamos a ver que pasa despues de visitar las nuevas tierras del horizonte…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *