pasan las horas mientras me desvío entre las decisiones cotidianas, pasan y mientras van pasando me voy caminando a las margaritas, tomo entre las manos una breve instancia de la existencia y desde lejos… un beso solitario aparece…
tal vez desde el pasado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *