perfumes y otras cosas cotidianas

los instantes vienen uno tras otro… cada uno con un olor, algunos son de árbol, pero en su mayoria vienen de perfumes humanos, de sabores dulces… otros de faturas y unos poquitos de cemento y ciudad…

pero hay otras cosas cotidianas que apenas comienzo a percibir…
aun me cuesta trabajo saber que el arbol de la esquina esta más bajo que mi cabeza, que la puerta de la entrada tiene una fuerza enorme cuando se abre, que debo cerrar las puertas del ascensor, tener monedas al cambio, ver el sol a las 7pm, saber que la acera del frente se encharca de vez en cuando…
el viento de la mañana… el olor a carne que emana de una a casa cercana… la mirada curiosa de una chiquita sobre las hojas purpura en el camino…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *