a mi mismo

pudiese escribir un quien sabe… un tal vez después, un quizás, un de pronto…
pero nada te inmuta ni te saca de las distancias, ahora yo un poco convertido en un recuerdo efímero que se disipa con ….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *