(m-ar)ena-

en la arena encuentro un poco el sultil jadeo de las olas muertas, como tristes moribundos que llegan a la playa y gritan su ultimo halo de esperanza, a veces mi vos llega un poco asi a donde estás, mi alma jadeante, al punto de la pérdida del sentido llega a tu brazos que sencillamente se despiden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *