retazos

llego, me cambio y nuevamente hacia afuera, hacia la cuidad impavida con mi vida, llego y nuevamente un poco de vodcka, un poco de cafe al terminar el dia de 30 horas, llego y finalmente me voy acostumbrando a que en cierta medida no he salido.

Escrito con Flock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *