play piano

mientras llega la noche con sus viejos recuerdos, con sus sabores de otras epocas me tiendo a desvanecer entre mis propias letras, tal vez sea el sabor d ela nostalgia o sencillamente de los nosaberes, ultimamente siempre llego al punto en que todo me tiene sin cuidado y sigo tocando el piano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *