conversaciones que nunca tuvieron lugar

encontrarse  la mañana leyendo el periodico y sonreir brevemente bajo las sabanas

el chocolate sobre el edredon, las distancias no dichas, las miradas no alcanzadas, los suspiros no besados…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *