ayer escuche una sonrisa detrás de un delantal, me perdí en una mirada y un cine bajo tres mateadas, la lluvia saludo la sombrilla nocturna…

cosas que se convierten en efterklang…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *