absurdo y pablo

por hoy seré pablo, de pronto por la tarde me cambie aunque seguirá siendo domingo, estoy como a 10 minutos de tus labios, sin embargo, me tiendo a perder entre uno que otro atardecer o en mitad de la cuerda de un violín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *