absurdo cotidiano…

quiero verte al giro de una sabana, besarte al mismo momento de mi jugo de naranja, abrazarte a ritmo de un tambor del pacífico y soñarte como sueños de marimba; que no ves que te veo y me pierdo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *