despues…

y después de haber escrito por más de 560 días, con más de 3000 palabras, me quedo pensando sobre qué escribir; y no ser ni repetitivo ni tan disonante, aunque claro esta que siempre puede haber una lluvia de patos en el momento menos pensando. Se me viene a la cabeza uno que otro personaje del pasado, algunos con ira me tiran las teclas del computador y otros lloran desconsolados su desdicha de la cual fui culpable en parte, a veces me interrumpo entre mis pensamientos y busco una carta oxidada y quejumbrosa, leo, releo, y aunque la escribí, parezco no reconocerme, como un otro en otro tiempo; finalmente y después de divagar sobre qué escribir me quedo pensando en unos breves minutos de la tarde… donde ví una chica sentada sobre uno ladrillos color salmón, escribiendo en su portátil, trato de mirarla sin que me vea, trato de leerla sin que de cuenta de mi presencia y así me voy enamorando en silencios…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *