lluvia al otro lado de la ventana

Tomo un poco de chocolate y me quedo mirando por varios minutos la lluvia al otro lado de la ventana, me acuerdo de viejas despedidas, de adioses al lado de la tarde, pequeñas tristezas que te llenan el corazón; pequeñas historietas que cuento una y otra vez, sólo por el hecho de no olvidar, de no dejar que todas esas palabras se diluyan como tinta china en el agua… y apareces vos entre mis pequeños espacios, a mitad de las líneas y letras con sonrisas de amanecer, locuras al rayar el sol; enamorándome de vos en cada amanecer… encontrándote al otro lado de la ventana a mitad de lluvia para finalmente perderme en uno de tus besos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *