Palito palito palito

-qué vas a hacer entonces pablo, a ti nadie te entiende, y siempre terminas por aqui dando vueltas a las letras, me acuerdo cuando te conocí, creo que fue en al final de una pelí, saliste desprevenido y tumbaste el paraguas sobre mí, claro yo sin poder quejarme no corri las piernas y dejé que literalmente hicieras el esfuerzo de intentar casi que saltar sobre mi; diste tres medias vueltas como pensativo y dijiste -perdón, disculpe…- te dije que no, que lo sentía mucho, estaba ocupado buscando mi libro de cortazar, pero bueno no te quiero recordar lo que ya sabes de memoria, pero si preguntarte el qué haces de nuevo?
-bueno en realidad sigo haciendo lo mismo desde que te invente, ahora recuerdo que carecía de un personaje y apareciste vos en medio de una taza de chocolate recordando a una chica de cabellos negros y ojos no me olvides
-disculpame por interrumpirte, pero creo que no es gracioso decirme que he sido inventado, ya bien tengo el sufrimiento de saberlo desde entonces como para hacérmelo recordar aquí y ahora
-esta bien, esta bien, retomando tu pregunta, estoy un poco dedicado a pensar, pensar un regalo… eso lleva tiempo, no querés dar algo y después sencillamente retractarte a la semana, además siempre he odiado en parte ir a un almacén y buscar un regalo, precios, estantes, colores, gente, vendedores haciendote preguntas pendejas joder…
– y ya pensaste en algo?
-sip, algunas dudas sobre los colores pero en general sip…
-y puedo saber qué es?
-nop, lo siento pero ahora yo estoy buscando mi libro de cortazar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *