transhumancia

saliendo de las rutinas, con las ganas de la transhumancia a flor de piel y dentro del alma; el divagar por la gente desconocida, por mirar secretos pequeñitos al fondo de un

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *