el otro

En algunas ocasiones me gustaría que ese otro, dijera ciertas palabras, murmure ciertas frases en la noche o sencillamente durante en día, lo dijera sin pensarlo, sin meditarlo… casi como una respuesta automática, casi como un buenos días, chao o hasta mañana. Me gustaría escuchar esas palabras para sentirme un poco vivo en el otro, para saber que soy yo al que se dirijen esas palabras, y así poderlas masticar entre los sueños, me gustaría quedarme con las palabras del otro brevemente, ser egoísta con esas palabras pequeñitas, inscrustarlas y escucharlas al oído…

hoy me siento triste… hay días en los cuales sencillamente me siento triste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *