esos encuentros

en la distancia, por medio de mensajitos breves, apareces repentinamente
quizás me encuentre contigo en las escaleras o saliendo del edificio
quizás tomaremos el ascensor juntos
encontrarme contigo desprevenidamente es la causal de mis sonrisas cuando voy solo y me acuerdo de esto.

me pregunto, cómo se vera una mañana en tus ojos, cómo se despedirá la luna cuando te vayas a dormir, qué sientes con la primera cucharada de cereal en las mañanas, a qué te sabe el yogurt de fresas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *