días

en días como hoy siento una terrible extrañeza por vos, esperarte por horas y que mientras hacía eso me quedaba divagando sobre la letras; extraño el aroma de tu piel bajo las sabanas azules, extraño las caricias de tu cabello sobre mi rostro…

extrañezas de vos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *