des/ahogo solitario sin-sentido

Porque sencillamente hoy quiero estar conmigo, en solitario, en mis palabras y finalmente en silencio. Porque mi cabeza anda a mil como autopista, porque no quiero excusas, ni saber si son validas, hechas o maltrechas. Quiero el estar, el sencillo hecho de estar, sin razones, sin motivos, sin otra causa que aquella voluntad que se con-mueve por el ir y estar. No obligo al salto, mas bien a veces maldigo a los cuatro vientos el no sé, la duda, el instante que pende de un hilo sin decisión. Reconozco que fui un nudo de dudas, reconozco que me deje engañar por el sinsabor; ahora abogo por el salto, por la acción, por ser parte del acto del teatro, quiero el movimiento contínuo…
soy de los que ahora saltan al abismo e ignoro mi destino… debe ser por eso que me gusta Alicia… ella persiguió al conejo y saltó…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *