Érase una vez

tal vez fue como Alicia lo describe al caer hacia el mundo de las maravillas. Estabas allí, mirando, observando, viendo; yo caí mientras me mirabas, me imaginé navegando en un pequeño barquito sobre tus pupilas, imaginé que me defendía de los embates de tus cambios de color, cada parpadeo era un tornado al me enfrentaba a con mi barco de papel. No sé bien en qué momento, pero creo que fue por tu expresión que me devolví nuevamente a tu mirada, a rehacerme frente tuyo… yo solo pasaba a preguntarte por un teléfono, yo solo pasaba y vos me traspasaste…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *