Después de todo veo que no nací para estar bajo el frío, ni para las ciudades de monstruos grises. Sencillamente no me encuentro a mi mismo en la ciudad como otro peatón. así que si me ves mas sonriente que de constumbre es porque sencillamente me he mudado a un lugar más tropical, donde canto sol solecito y tomo jugo de frutas todos los días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *