tomar-te y otras vicisitudes

en tu apartamento suelen darse diferentes horarios, como un pequeño mundo coexisten al mismo tiempo diferentes tiempo; así pues, mientras para tu gato es hora de dormir, tu compu se despierta y chatea con los vecinos, en la alacena hay dos cucharas que creen que es hora de almuerzo e intentan dejarse caer sobre el helado de chocolate, sobre el brazo del sofa descansan igual que haciendo siesta un par de cigarrillos… finalmente vos compartes el horario de gato… porque mientras duermes, lo sueñas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *