Gotas de lluvia

y como una gota, caigo,
mis emociones se estrellan contra el pavimento
comienza mi dispersión en fragmentos;
partes de ese todo que un día fue un débil nosotros
débil porque apenas sobrevivió a la noche.
Llueve y tus sonrisas hoy no me pertenecen
fueron pequeños enseres efímeros en mi cartuchera…

como una gota caigo… desde tus ojos que hoy me dicen adiós.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *