últimamente

últimamente me enamoro de usted,
de a pocos, de a sorbos… pero principalmente de a suspiros en mitad del atardecer.
usted no lo sabe e igualmente no le pido nada a cambio,
usted, a punta de sonrisas se ha llevado mis soledades y
me ha despapelado las emociones;
he de confesar que en ocasiones envisto su mirada
porque de lo contrario me sería inevitable besarla,

mientras tanto, mientras pasan las horas de la madrugada
yo me relajo en mitad de un recuerdo sonriente
y la vuelvo a soñar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *