instantes

En ese preciso instante, en ese y no en otro, ella tomó la tarde, la dejo caer sobre su sofá que daba hacia la ventana, sentada a su lado la tarde se desvanecía, tímidamente rozó las rodillas antes de irse hacia los prados, mientras la tarde se despide, la brisa de la noche llega. El tiempo parece ser bebido a pequeños sorbos…
vivir, un conjunto de instantes compuestos de suspiros…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *