Alteridades

Porque el asunto de ser otro y ser el mismo pocas veces se trata (al menos en este blog); la idea -algo extraña, para mi- de ser el mismo siempre me parece un poco contraproducente; despues de todo, he cambiado, me he traicionado, lo que hace un par de años me producía fascinación y enamoramiento hoy pueden darme tedio y aburrimiento, cosas que nunca imaginé me producen temblor en todo el cuerpo. Sin embargo, ser otro todo el tiempo no tiene ningun sentido, o al menos no me gusta el sentido que adquiere; resumiendo me siento como ese viejo escrito de Girondo donde mencionaba la existencia de múltiples personalidades o los heterónimos de Pessoa, aunque debo aceptar que mis personalidades aun son tímidas y salen a la calle muy de vez en cuando; tienden a discutir permanentemente en mi cabeza, se arman discusiones sin soluciones por el mero hecho de decidir entre ir en bus o a pie. Dado este panorama, mandaré todas al carajo, me sentaré sobre el sofá a leer en voz alta, y mientras tomaré un poco de té.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *