Esas cosas que pasan

pasa lo que generalmente pasa, pasan las horas al lado del teléfono, pasan los días sin miradas, pasan instantes y suspiros, pasan silencios que se decantan en el alma, pasan los almuerzos sobre la larga mesa, pasan nevamente los colectivos hacia ningún lugar; pasa nuevamente todo pasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *