de Amapola y Chocolate

una semilla de amapola

dos semillas de amapola

tres semillas de amapola… al borde… muy cerca del borde, casi a punto de caerse del plato…

y mientras tanto un tarta de chocolate que da vueltas, una tarta que se pasea sobre la mesa, que deambula entre los tenedores, cucharitas y platos blancos.  Mientas vos te quedas mirando los retratos de la pared, la tarta te mira, siente un poco de envidia por la semillitas de amapola que aun cuelgan de tus labios. Impávida te mira y se acerca lo mas posible a tu cucharita plateada. Suspira, palpita, se desparrama sobre el plato… hay silencio y todo alegría cuando vos tomas la cucharita, la hundes, partes y te la llevas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *