Despropósitos

Tal vez sea un buen momento para comenzar con los despropósitos.

Se podría comenzar con una tortuga durmiendo en lunes festivo vestida de tul o de pronto pintar letras en la pared de mi cuarto. A lo mejor me hago el despropósito de invitarte a ningún lugar, de no vernos el viernes en el último piso de la torre Colpatria. Luego llevarte con los ojos tapados hacia el cine para escuchar la película.

despropósito tras despropósito

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *