Besos besos

Para ser sincero, extraño sus besos; debe ser porque cuando la beso salgo a pasear con jirafas y como dulce de leche, debe ser porque sus besos me saben a nubes de pan de azúcar y a mermelada de mañana.

Para ser sincero, a sus próximos besos los estaré esperando sobre el sofá, con galletas oreo, vaso de leche y un sánduche de mermelada. Estaré sentado al lado de una de mis esperanzas, de esas que se visten de azul clarito y les gusta el columpio a media tarde.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *