Atardeceres

Esa luz que nos envuelve para despedirse y que se va metiendo tímidamente entre las montañas; en lo que a mi me respecta, no puedo vivir sin esa luz y sin esas montañas que me acompañan todos los días. Ese olor que emanan de las montañas cuando regreso a casa y me cubre en cada poro…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *