Arena (relatos sin memoria)

Debemos estar en una playa, siento algunas pequeñas rocas debajo de los pies, a veces se nos meten entre los dedos y es difícil caminar… no recuerdo bien cómo llegamos allí y mi memoria a veces tiende a fallar… Nos acostamos sobre un mantel y nos miramos sin más sonidos que aquellos producidos por las olas y la arena que cae de nuestras manos. Ella me toma de la mano y me levanta casi sin esfuerzo, caminamos por un largo tiempo sobre la arena y me cuenta cosas… siento como su sonrisa me tranquiliza y me devuelve a un estado de felicidad. A pesar que ella sigue hablando a veces me distraigo con el movimiento de su pelo por el viento, pequeños mechones se quedan atorados sobre su rostro y yo solo la observo… la miro y quisiera quedarme con esa imagen de su sonrisa en mi mente, como una fotografía mental en la que cierro mis ojos y la vuelvo a ver.

Suspiro… ella me toma nuevamente del brazo y seguimos caminando sobre la arena.

LHM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *