Cocktail para un desorden

Darlo todo: el aire, al agua, la sonrisa, la última esperanza

mezclarlo fuertemente por pura casualidad

esperar lo inesperado

esparcir los sueños sobre el tapete de colores

dejar las dudas sobre el tintero

y sobre todo servir en las manos con las palmas abiertas al cielo

finalmente tomarselo todo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *